Se dice que el mejor abogado es aquél que resuelve un conflicto sin llegar al juzgado. Lo cierto es que la práctica del arbitraje y la mediación cobran fuerza cada día como mecanismo para resolver cuestiones entre sociedades.

Hoy por hoy, el arbitraje es una alternativa muy interesante a la vía judicial para que las empresas puedan resolver conflictos con otras sociedades, entre una empresa y sus administradores o sus socios, o entre los propios socios.

Su principal ventaja es que esta práctica es mucho más rápida y económica que llegar a los tribunales, pudiendo resolverse en unos meses lo que por la vía judicial se resolvería en varios años.

Por eso estamos presentes como árbitros en la Asociación Europea de Arbitraje y en las principales cortes arbitrales de nuestro país: Corte Española de Arbitraje, Corte de Arbitraje de Madrid, Corte de Arbitraje de Valencia, Tribunal Arbitral de Barcelona, Cortes de arbitraje de los colegios de abogados de Madrid y Valencia y de las cámaras de comercio de ambas ciudades.

Asimismo, ya en el plano internacional también somos árbitros en el Centro Iberoamericano de Arbitraje.

Prestamos asesoramiento y defensa en aspectos como nombramiento de árbitros, asistencia en la práctica de prueba, medidas cautelares, acción de anulación de laudos arbitrales y ejecución forzosa de los mismos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies